PASO A LA INMORTALIDAD DEL GRAL. SAN MARTÍN